Las cuevas de Lascaux y otros secretos de la Dordoña francesa

el río Dordoña

Publicado por EMO VIAJES, 10/12/2017

Dordoña, además del río que desemboca en Burdeos, es el nombre de este departamento francés históricamente llamado Périgord. Este apelativo se asocia a sus trufas y su célebre foie, dos hits gastronómicos a los que habrá que sumar sus fantásticos vinos, como los de Bergerac. Pinturas rupestres, castillos medievales, palacetes renacentistas y una buena dosis de arquitectura contemporánea ponen la guinda.

Ríos de historia

A su paso por la región francesa a la que da nombre hasta desembocar en Burdeos, el río Dordoña deja atrás viñedos, pueblos que rebosan encanto así como una impronta arquitectónica insuperable. Ésta relata una historia apasionante que se remonta a la era paleolítica, con las cuevas de Lascaux, prosigue con la etapa medieval de iglesias y castillos, florece en el Renacimiento y se perpetúa hoy a través de algunos de los mejores estudios de arquitectura del momento, como los noruegos Snøhetta o el francés Jean Nouvel.

Pueblos de postal

La Roque Gageac

Aquí se dan cita algunos de los oficialmente llamados pueblos más bellos de Francia. Es el caso de Beynac, con su castillo legendario, escenario de películas pero también de aventuras reales, como la de Ricardo Corazón de León; de La Roque Gageac (en la imagen), que se cuelga literalmente en un acantilado de piedra caliza; o del cercano Castelnaud La Chapelle, con su château des Milandes, que fue propiedad de Joséphine Baker.

Périgueux medieval

La capital administrativa de este departamento es Périgueux, una deliciosa ciudad cuyo preservado centro histórico medieval y renacentista alberga la catedral de Saint Fronts. Patrimonio de la Humanidad, sobre una antigua iglesia y abadía carolingia se levantó esta iglesia bizantina -inspirada en San Marcos de Venecia- para acoger a los peregrinos compostelanos, que vemos hoy gracias a su restauración en el siglo XIX. La llevó acabo Paul Abadie y en ella se inspiró para construir su célebre Sacre Coeur de París.

Vestigios galo-romanos

vestigios galo-romanos

La otra joya arquitectónica de Périgueux es el interesante museo Vesunna, nombre galo-romano de la ciudad. Una impecable construcción de Jean Nouvel envuelve la residencia romana domus Vésone, del siglo I, así como centenares de vestigios de la época galo-romana. Cerca del recinto, donde estuvo el anfiteatro se alza la Torre del mismo nombre, templo consagrado a la diosa de la ciudad.

Gastronomía 'Made in France'

GASTRONOMÍA 'MADE IN FRANCE'

El departamento de la Dordoña atesora algunos de los productos más codiciados y famosos de la gastronomía francesa, cuya denominación de origen es la de Périgord,de ahí que a esta región apenas tocada por el turismo masivo reciba el nombre compuesto. En los mercados locales destacan las setas, los quesos y, sobre todo, el foie y la trufa. Para completar la experiencia, nada como degustar los vinos de Bergerac, bien los biológicos del Domaine Voie Blanche o los de Haut-Pecharmant, donde se organizan catas y visitas con picnic incluido.

Gracias, 'Robot'

cueva de Lascaux

El 8 de septiembre de 1940  cuatro amigos paseaban por el bosque de Montignac tras una tormenta. Robot, el perro de uno de ellos, encontró un agujero. Los chicos pensaron que se trataba de una ruta secreta al castillo del pueblo. Entraron. Al caerse y alumbrar el techo vieron por primera vez la llamada Capilla de Sixtina del arte parietal, el Versalles de la Prehistoria o la >Altamira francesa. Era la cueva de Lascaux. Para preservarla se creó en 1982 Lascaux II, una reproducción (en la imagen).

Y gracias, Snøhetta

 Lascaux IV

Hace un año se inauguró Lascaux IV, cuyo nombre completo es el de Centro Internacional de Arte Parietal. Aquí se reproduce el 80 por ciento de la cueva original que cuenta con más de 2.000 pinturas, símbolos y grabados. El estudio de arquitectura noruego ha creado un edificio que se ensambla en el bosque y recrea la aventura de Robot. Además de la cueva, incluye talleres, sala de exposiciones de arte contemporáneo...

Lascaux IV

LASCAUX IV

Este museo recoge el testigo de una gesta prehistórica repleta de significado, pues demuestra que hace 20.000 años el hombre tenía conciencia, era un artista. Pero lo hace para las generaciones del futuro. Aunque hay un gran equipo de guías profesionales, la visita se realiza con tablets mediante las cuales se interactúa con las diversas exposiciones y talleres. El resultado es un viaje entre el pasado y el futuro.

Castillos y más castillos

castillos en Dordogne

Para visitar el castillo de Commarque hay que hacerlo a propósito pero ya sólo por los bosques que se atraviesan vale la pena. El valle permanece intacto, tan poderosos como el propio castillo que alberga casas trogloditas e inclusos restos prehistóricos. Y enfrente, otro castillo, el de la imagen.

Beynac, de película

beynac de pelicula

Puede que no haya castillo más fotogénico que el de Beynac, vigía del río Dordoña. Aquí se rodaron películas como  la Juana de Arco de Luc Besson, La hija de D'Artagnan de Tavernier, Los Visitantes y Chocolat protagonizada por  Juliette Binoche, pero fue escenario de hazañas reales, como las acaecidas en la Guerra de los Cien Años entre Francia e Inglaterra.

Los recovecos de Sarlat

Sarlat

Pasear por la bella Sarlat es deambular por el tiempo. Primer lugar de Francia protegido por la Ley Malraux, su rehabilitación la convirtió en un museo a cielo abierto. Conserva la abadía y su fuente románica, las calles medievales con palacetes renacentistas y la misteriosa Linterna del siglo XII, precursora de la Torre Agbar de Jean Nouvel.

Un niño llamado Jean Nouvel

Jean Nouvel

Corría por estas calles un niño que de mayor quería ser pintor. Por mandato de sus padres, cuya casa queda en el centro de Sarlat, acabó siendo arquitecto. Suya es la reforma de esta antigua iglesia dedicada a Sainte Marie que en la actualidad es un mercado. Conviene no dejar este precioso pueblo sin visitarlo y disfrutar de las delicias que ofrece sus tierras. | Más información en www.dordona-perigord-francia.es

link: EMO VIAJES